lunes, 31 de mayo de 2010



martes, 25 de mayo de 2010

Conociendo a la causa probable de la FM (en inglés)


Mycoplasmas - Stealth Pathogens

By Leslie Taylor, ND
January, 2001

Mycoplasmas are a specific and unique species of bacteria - the smallest free-living organism known on the planet. The primary differences between mycoplasmas and other bacteria is that bacteria have a solid cell-wall structure and they can grow in the simplest culture media. Mycoplasmas however, do not have a cell wall, and like a tiny jellyfish with a pliable membrane, can take on many different shapes which make them difficult to identify, even under a high powered electron microscope. Mycoplasmas can also be very hard to culture in the laboratory and are often missed as pathogenic causes of diseases for this reason.

The accepted name was chosen because Mycoplasmas were observed to have a fungi-like structure (Mycology is the study of fungi - hence "Myco") and it also had a flowing plasma-like structure without a cell wall - hence "plasma". The first strains were isolated from cattle with arthritis and pleuro-pneumonia in 1898 at the Pasteur Institute. The first human strain was isolated in 1932 from an abscessed wound. The first connection between mycoplasmas and rheumatoid diseases was made in 1939 by Drs. Swift and Brown. Unfortunately, mycoplasmas didn't become part of the medical school curriculum until the late 1950's when one specific strain was identified and proven to be the cause of atypical pneumonia, and named Mycoplasma pneumonia. The association between immunodeficiency and autoimmune disorders with mycoplasmas was first reported in the mid 1970s in patients with primary hypogammaglobulinemia (an autoimmune disease) and infection with four species of mycoplasma that had localized in joint tissue. Since that time, scientific testing methodologies have made critical technological progress and along with it, more mycoplasma species have been identified and recorded in animals, humans and even plants.

While Mycoplasma pneumonia is certainly not the only species causing disease in humans, it makes for a good example of how this stealth pathogen can move out of it's typical environment and into other parts of the body and begin causing other diseases. While residing in the respiratory tract and lungs, Mycoplasma pneumonia remains an important cause of pneumonia and other airway disorders, such as tracheobronchitis, pharyngitis and asthma. When this stealth pathogen hitches a ride to other parts of the body, it is associated with non-pulmonary manifestations, such as blood, skin, joint, central nervous system, liver, pancreas, and cardiovascular syndromes and disorders. Even as far back as 1983, doctors at Yale noted:

    "Over the past 20 years the annual number of reports on extrapulmonary symptoms during Mycoplasma (M.) pneumoniae disease has increased. Clinical and epidemiological data indicate that symptoms from the skin and mucous membranes, from the central nervous system, from the heart, and perhaps from other organs as well are not quite uncommon manifestations of M. pneumoniae disease."(15)

This single stealth pathogen has been discovered in the urogenital tract of patients suffering from inflammatory pelvic disease, urethritis, and other urinary tract diseases (8) It has been discovered in the heart tissues and fluid of patients suffering from cardititis, pericarditis, tachycardia, hemolytic anemia, and other coronary heart diseases.(9, 10, 14) It has been found in the cerebrospinal fluid of patients with meningitis and encephalitis, seizures, ALS, Alzheimer's and other central nervous system infections, diseases and disorders.(11-13) It has even been found regularly in the bone marrow of children with leukemia.(16- 18) It is amazing that one single tiny bacteria can be the cause of so many seemingly unrelated diseases in humans. But as with all mycoplasma species, the disease is directly related to where the mycoplasma resides in the body and which cells in the body it attaches to or invades.

Today, over 100 documented species of mycoplasmas have been recorded to cause various diseases in humans, animals, and plants. Mycoplasma pneumonia as well as at least 7 other mycoplasma species have now been linked as a direct cause or significant co-factor to many chronic diseases including, rheumatoid arthritis, Alzheimer's, multiple sclerosis, fibromyalgia, chronic fatigue, diabetes, Crohn's Disease, ALS, nongonoccal urethritis, asthma, lupus, infertility, AIDS and certain cancers and leukemia, just to name a few.(1-6) In 1997, the National Center for Infectious Diseases, Centers for Disease Control and Prevention's journal, Emerging Infectious Diseases, published the article, Mycoplasmas: Sophisticated, Reemerging, and Burdened by Their Notoriety, by Drs. Baseman and Tully who stated:

    "Nonetheless, mycoplasmas by themselves can cause acute and chronic diseases at multiple sites with wide-ranging complications and have been implicated as cofactors in disease. Recently, mycoplasmas have been linked as a cofactor to AIDS pathogenesis and to malignant transformation, chromosomal aberrations, the Gulf War Syndrome, and other unexplained and complex illnesses, including chronic fatigue syndrome, Crohn's disease, and various arthritides."

Mycoplasmas, unlike viruses, can grow in tissue fluids (blood, joint, heart, chest and spinal fluids) and can grow inside any living tissue cell without killing the cells, as most normal bacteria and viruses will do. Mycoplasmas are frequently found in the oral and genito-urinary tracts of normal healthy people and are found to infect females four times more often than males, which just happens to be the same incidence rate in rheumatoid arthritis, fibromyalgia, Chronic Fatigue and other related disorders.(7) Mycoplasmas are parasitic in nature and can attach to specific cells without killing the cells and thus their infection process and progress can go undetected. In some people the attachment of mycoplasmas to the host cell acts like a living thorn; a persistent foreign substance, causing the host's immune defense mechanism to wage war. This allergic type of inflammation often results in heated, swollen, and painful inflamed tissues, like those found in rheumatoid diseases, fibromyalgia and many other autoimmune disorders like lupus and MS, Crohn's and others. In such cases the immune system begins attacking itself and/or seemingly healthy cells. Some species of mycoplasmas also have the unique ability to completely evade the immune system. Once they attach to a host cell in the body, their unique plasma and protein coating can then mimic the cell wall of the host cell and the immune system cannot differentiate the mycoplasma from the body's own host cell.

Mycoplasmas are parasitic in nature because they rely on the nutrients found in host cells including cholesterol, amino acids, fatty acids and even DNA. They especially thrive in cholesterol rich and arginine-rich environments. Mycoplasmas can generally be found in the mucous membrane in the respiratory tract. They need cholesterol for membrane function and growth, and there is an abundance of cholesterol in the bronchial tubes of the respiratory tract. Once attached to a host cell, they then begin competing for nutrients inside the host cells. As nutrients are depleted, then these host cells can begin to malfunction, or even change normal functioning of the cell, causing a chain reaction with other cells (especially within the immune and endocrine systems). Mycoplasmas can even cause RNA and DNA mutation of the host cells and have been linked to certain cancers for this reason. Mycoplasmas can also invade and live inside host cells which evade the immune system, especially white blood cells. Once inside a white blood cell, mycoplasmas can travel throughout the body and even cross the blood/brain barrier, and into the central nervous system and spinal fluid.


  1. Baseman, Joel,, Mycoplasmas: Sophisticated, Reemerging, and Burdened by Their Notoriety, CDC, Journal of Infectious Diseases, Vol 3, No.1, Feb 1997
  2. S-C. Mycoplasmas and AIDS. In: Maniloff J, McElhaney RN, Finch LR, Baseman JB, editors. Mycoplasmas: molecular biology and pathogenesis. Washington (DC): American Society for Microbiology, 1992:525-45.
  3. Nicolson G, Nicolson NL. Diagnosis and treatment of mycoplasmal infections in Gulf War illness-CFIDS patients. Intl J Occup Med Immunol Toxicol 1996;5:69-78.
  4. Wear DJ, Mycoplasmas and oncogenesis:persistent infection and multistage malignant transformation. Proc Natl Acad Sci USA 1995;92:10197-201.
  5. Ekbom A, Daszak P, Kraaz W, Wakefield AJ. Crohn's disease after in-utero measles virus exposure. Lancet 1996;348:516-7.
  6. Taylor-Robinson D. Mycoplasmas in rheumatoid arthritis and other human arthritides. J Clin Pathol 1996;49:781-2.
  7. Dr.Harold Clark, The Intercessor, June 1993, The Road Back Foundation, Delaware OH.
  8. Goulet M,, Isolation of Mycoplasma pneumoniae from the human urogenital tract. J Clin Microbiol 1995;33:2823-5
  9. Daxbock F,, Severe hemolytic anemia and excessive leukocytosis masking mycoplasma pneumonia. Ann Hematol. 2001 Mar;80(3):180-2.
  10. Higuchi ML,, Detection of Mycoplasma pneumoniae and Chlamydia pneumoniae in ruptured atherosclerotic plaques. Braz J Med Biol Res. 2000 Sep;33(9):1023-6.
  11. Socan M, Neurological symptoms in patients whose cerebrospinal fluid is culture- and/or polymerase chain reaction-positive for Mycoplasma pneumoniae. Clin Infect Dis. 2001 Jan 15;32(2):E31-5.
  12. Bencina D,, Intrathecal synthesis of specific antibodies in patients with invasion of the central nervous system by Mycoplasma pneumoniae. Eur J Clin Microbiol Infect Dis. 2000 Jul;19(7):521-30
  13. Smith R,, Neurologic manifestations of Mycoplasma pneumoniae infections: diverse spectrum of diseases. A report of six cases and review of the literature. Clin Pediatr (Phila). 2000 Apr;39(4):195-201.
  14. Umemoto M, Advanced atrioventricular block associated with atrial tachycardia caused by Mycoplasma pneumoniae infection. Acta Paediatr Jpn. 1995 Aug;37(4):518-20.
  15. Lind K. Manifestations and complications of Mycoplasma pneumoniae disease: a review.Yale J Biol Med. 1983 Sep-Dec;56(5-6):461-8.
  16. Alexander FE. Is Mycoplasma Pneumonia associated with childhood acute lymphoblastic leukemia? Cancer Causes Control. 1997 Sep;8(5):803-11.
  17. Hall JE, Mycoplasma pneumonia in acute childhood leukemia. Pediatr Pulmonol. 1985 Nov-Dec;1(6):333-6.
  18. Murphy WH, Gullis C, Dabich L, Heyn R, Zarafonetis CJD. Isolation of Mycoplasma from leukemic and nonleukemia patients. J Nat Cancer Inst 1970;45:243-51.
More research here

To understand how mycoplasmas can cause widespread disease, we must first look at the species' unique properties and interactions with host cells. Unlike viruses and bacteria, mycoplasmas are the smallest free-living and self-duplicating microorganisms, as they don't require living cells to replicate their DNA and growth.


  • Mycoplasmas are able to hide inside the cells of the host (patient) or to attach to the outside of host cells.
  • Whether they live inside or outside the host cell, they depend on host cells for nutrients such as cholesterol, amino acids, etc. They compete with the host cells for these nutrients which can interfere with host cell function without killing the host cell.
  • A mycoplasma has very little DNA of its own, but is capable of using DNA from a host cell. When a mycoplasma takes over the DNA of the host cell, anything can happen - including causing that cell to malfunction in many different ways and/or die, or can cause DNA mutation of the host cell.
  • Mycoplasmas attach to host cells with a tiny arm coated in protein which attaches to the protein coating of host cells. For this reason, antibiotics like tetracycline, which are classified as "protein synthesis inhibitors" are often used against mycoplasma infections. While these antibiotics may block this protein attachment and very slowly starve it from the nutrients it needs from host cells to thrive and replicate, it still takes a healthy immune system to actually kill the mycoplasma for good.
  • Mycoplasmas are highly adaptable to changing environments and can move anywhere in the body, attaching to or invading virtually any type of cell in the body.
  • The mycoplasma adhesion proteins are very similar to human proteins. Once adhered to the host cell, the mycoplasma can completely mimic or copy the protein cell of the host cell. This can cause the immune system to begin attacking the body's own cells; an event that happens in all autoimmune diseases.
  • Certain Mycoplasma species can either activate or suppress host immune systems, and they may use these activities to evade host immune responses. Mycoplasmas can turn on the chain reaction called an immune system response. This includes the stimulation of pro-inflammatory cytokines (chemical messengers of the immune system) which is generally found in most autoimmune and inflammatory diseases and disorders.
  • Mycoplasma can also attach to or invade immune system cells, like the very phagocytes (natural killer cells) that are supposed to kill them. Inside these phagocytes, they can be carried to new locations of inflammation or disease - hidden away like a spy who has infiltrated the defending army.
  • When a mycoplasma attaches to a host cell, it generates and releases hydrogen peroxide and superoxide radicals which cause oxidative stress and damage to the surrounding tissues.

The Main Human Mycoplasma Pathogens
Pathogen / Implicated Disease (1-6)

Mycoplasma genitalium Arthritis, chronic nongonococcal urethritis, chronic pelvic inflammatory disease, other urogenital infections and diseases, infertility, AIDS/HIV
Mycoplasma fermentans Arthritis, Gulf War Syndrome, Fibromyalgia, Chronic Fatigue Syndrome, Lupus, AIDS/HIV, autoimmune diseases, ALS, psoriasis and Scleroderma, Crohn's and IBS, cancer, endocrine disorders, Multiple Sclerosis, diabetes
Mycoplasma salivarium Arthritis, TMJ disorders, Eye and ear disorders and infections, gingivitis, periodontal diseases including even cavities.
Mycoplasma hominis and Ureaplasma urealyticum Pelvic inflammatory disease, infertility, non-gonococcal urethritis, vaginitis, cervicitis, amnionitis, pyelonephritis, post-partum septicemia, neonatal pneumonia, neonatal conjunctivitis, Reiter's syndrome, peritonitis, wound infections (C-section), low birth weight infants, and premature rupture of membranes.
Mycoplasma pneumonia

Pneumonia, asthma, upper and lower respiratory diseases, heart diseases, leukemia, Steven-Johnson syndrome, polyarthritis or septic arthritis, CNS disorders and diseases, urinary tract infections, Crohn's and Irritable Bowel Syndrome, Guillain-Barr syndrome, polyradiculitis, encephalitis, and septic meningitis, autoimmune diseases.
Mycoplasma incognitus and
Mycoplasma penetrans
AIDS/HIV, urogenital infections and diseases, Autoimmune disorders and diseases
Mycoplasma pirum

Urogenital infections and diseases, AIDS/HIV
Mycoplasma faucium, M. lipophilum and M. buccale

Diseases of the gingival crevices and respiratory tract


  1. Krause DC, Taylor-Robinson D. Mycoplasmas which infect humans. In: Maniloff J, McElhaney RN, Finch LR, Baseman JB, editors. Mycoplasmas: molecular biology and pathogenesis. Washington (DC): American Society for Microbiology, 1992:417-44.
  2. Murray HW, Masur H, Senterfit LB, Roberts RB. The protean manifestations of Mycoplasma pneumoniae infection in adults. Am J Med 1975;58:229-42.
  3. Baseman, Joel,, Mycoplasmas: Sophisticated, Reemerging, and Burdened by Their Notoriety. CDC, Journal of Infectious Diseases, Vol 3, No.1, Feb 1997
  4. Blanchard, A.,, AIDS-associated mycoplasmas. Ann.Rev.Microbiol. 1994; 48:687-712.
  5. Hawkins,, Association of mycoplasma and human immunodeficiency virus infection: detection of amplified mycoplasma fermentans DNA in blood. J.Infec.Dis. 1992: 165:581-585
  6. Hussain AI,, Mycoplasma penetrans and other mycoplasmas in urine of human immunodeficiency virus-positive children. J Clin Microbiol. 1999 May;37(5):1518-23.
Follow this link for more technical information and clinical studies.
Mycoplasmas and Fibromyalgia information here.
HSI Article on mycoplasma and autoimmune disorders here

Treatment Options For Mycoplasmal Infections

The negative impact of a mycoplasmal infection on the human immune system is undisputed. Due to it's ability to either activate or suppress the immune system, it is now being considered one of the culprits of many autoimmune diseases. Yet, scientists still argue over the "chicken or egg first" type of sequence of events. Do the mycoplasmas begin growing and replicating first and then weaken or deregulate the immune system? Or does a weakened immune system (caused by stress, poor diet or other illness) allow the mycoplasmas to take hold and begin their opportunistic growth resulting in chronic disease and to weaken and deregulate the immune system even further? The answer is probably both, and it becomes one of the most critical treatment aspects of mycoplasmal infections. In immunodeficient patients it can be very difficult to treat these mycoplasma infections with appropriate broad spectrum antibiotics which are immunosuppressive themselves. Although the tetracycline and erythromycin types of antibiotics are effective for some mycoplasmal infections, M. fermentans, M. hominis and M. pirum strains are usually resistant to erythromycin, and tetracycline-resistant strains of M. hominis and U. urealyticum have been reported. However, these antibiotics have a very limited ability to directly kill these mycoplasmas, and their efficacy eventually depends on an intact host immune system to eliminate the mycoplasmas. These types of protein inhibiting antibiotics will stop the protein adhesion of the mycoplasma to host cells but won't directly kill the mycoplasma itself. With an already weaken immune system, many patients lack the ability to mount a strong antibody response against these deadly stealth pathogens to kill them effectively.

Regardless, many physicians and rheumatologists are treating their arthritis, CFISD, fibromyalgia and other mycoplasma infections with long term antibiotic therapy. One of the more popular conventional protocols involves rotating multiple 6 week cycles of Minocycline or Doxycycline (200-300 mg/day), Ciprofloxacin (1,500 mg/day), Azithromycin (250-500 mg/day, and/or Clarithromycin (750-1,000 mg/day) among others.(1) Sometimes the side effects of these strong antibiotics can be as bad as the symptoms of the diseases they are treating since a minimum of 6 months and up to two years of antibiotic therapy may be required. Many doctors now believe that antibiotics should not be used solely or exclusively to treat mycoplasmal infections, without addressing rebuilding the immune system which is imperative for a complete recovery and eradication of infection. Others are using more natural antibiotics found in plants which can be as effective or more effective with fewer side effects or negative impact on the body. These include olive leaf extract products, urva ursi, and Neem leaf or seed extracts. Also see Raintree's Myco herbal formula.

One of the main side effects of antibiotics, whether it is a natural plant antibiotic or a chemical antibiotic, is the loss of friendly bacteria that is needed in the gastrointestinal system for proper digestion and elimination. No antibiotic can differentiate a friendly bacteria from a harmful one. Therefore, any time an antibiotic must be taken, especially long term, taking a probiotic formula to replace friendly bacteria is indicated and helpful in avoiding side effects like candida and fungi overgrowth which can cause digestive and elimination difficulties and other side effects. Several probiotic products are widely available over-the-counter which combine these friendly bacteria - live cultures of Lactobacillus acidophilous, Lactobacillus bifidus and other bacteria with FOS (fructoologosaccharides) to promote growth in the gastrointestinal system. It's important to take this type of supplement when taking antibiotics of any kind and best to be taken either 3-4 hours prior to, or after taking the antibiotic dosage. Full live-cultured yogurt contains acidophilous and is a good food source for these friendly bacteria. Also see Raintree's Amazon A-F.

Another common side effect when taking antibiotics is called a Herxheimer Reaction. This occurs from the organism die-off and generally is the first indication that the antibiotic therapy is working. Symptoms that are associated with a Herxheimer include: chills, fever, night sweats, muscle aches, joint pains, lymphatic pain, mental fog, and extreme fatigue. Depending on the severity of the infection and resulting die-off, these symptoms can last 1-2 weeks and sometimes longer and can vary in intensity. Drinking at least two quarts of filtered or distilled water every day to flush the organisms from the body is helpful in reducing the length and severity of a Herxheimer reaction. Another natural remedy to reduce Herxheimer reactions and thought to be helpful in helping the lymph glands to filter and remove dying organisms is a Whole Lemon-Olive Oil Drink. To prepare this natural remedy, place one whole unpeeled lemon (washed) in a blender with 1 cup of juice or water and 1 tablespoon of extra virgin olive oil. Blend in blender until smooth, then pour through a wire strainer. Discard pulp and drink liquid.

Once the mycoplasmas are being controlled by some form of effective natural or chemical antibiotic, re-nourishing and replacing the nutrients drained from the infected host cells can help speed recovery and reduce symptoms. A general multi-vitamin supplement plus extra C, D, E, CoQ-10, beta-carotene, quercetin, folic acid, bioflavoids and biotin are necessary and helpful when recovering from a mycoplasmal infection.

Supplementing back the depleted amino acids has been reported to be helpful in some recovering from these infections. These include L-cysteine, L-tyrosine, L-glutamine, L-carnitine, and malic acid. Remember, however, that mycoplasmas thrive on arginine! Avoid L-arginine supplements and multi-amino acid formulas containing L-arginine, as well as foods rich in arginine to avoid feeding the mycoplasmas. The richest food sources of arginine (to avoid) are nuts and seeds, including the oils derived from seeds and nuts which should be eliminated or drastically reduced in the diet.

Vitamins A, C and E, and other antioxidants found in natural plants, have also been reported to help speed recovery and to minimize the oxidative stress caused by mycoplasmas. One of the most popular antioxidants sold today are various extracts of grape seeds. Remember however, most seeds are rich in arginine, including grape seeds, and should generally be avoided.

Other helpful supplements to replenish drained nutrients from parasitic mycoplasmas are generally indicated based upon which specific cells the mycoplasma might be feeding on and which nutrients are being depleted. Specifically with fibromyalgia patients, leading research indicates that many of the hormones and enzymes produced in the neuroendocrine system and Hypothalamus-Pituitary-Adrenal Axis are depleted or malfunctioning which have the ability to cause many of the symptoms found in these patients.

Finally and most importantly is nutritionally supporting the immune system. There are various natural products sold today which can stimulate and support immune function. There are many natural products available in the market place today which nutritionally support immune function. One of the best from the rainforest is cat's claw. Also see Raintree's Immune Support. Another important consideration is the elimination of drugs that might suppress immunity. Dr. Garth Nicolson, one of the world renown experts on mycoplasmas states: "We have recommended that patients be taken off antidepressants and other potentially immune-suppressing drugs. Some of these drugs are used to help alleviate certain signs and symptoms, but in our opinion they can interfere with therapy, and they should be gradually reduced or eliminated."(1) This of course would be indicated for many fibromyalgia and Chronic Fatigue patients who are routinely prescribed antidepressants.


  1. Nicolson,, Diagnosis and Integrative Treatment of Intracellular Bacterial Infections in Chronic Fatigue and Fibromyalgia Syndromes, Gulf War Illness, Rheumatoid Arthritis and Other Chronic Illnesses. Clinical Practice of Alternative Medicine 2000; 1(2) 42-102


Testing for mycoplasmas is much harder and more complicated than testing for all other bacteria, which is one of the main reasons conventional medical practitioners mis-diagnose or miss these types infections. The most reliable testing method offered today is with a lab test called a PCR test (Polymerase Chain Reaction). Even performing a PCR lab test on a standard whole blood sample may not find the mycoplasma, simply because the mycoplasma may be residing in other fluids and tissues in the body and not the blood (i.e.; the fluid in the joints, in the spinal fluid, or in any tissue cell like heart, liver, pancreas, endocrine organs, etc.). A PCR test is generally performed by specific mycoplasma species. These laboratory tests can be expensive, but are insurance reimburseable if ordered by your primary care physician. Specific mycoplasma PCR tests are available through these companies, both of which have more information on mycoplasmas in general and testing at their websites:

The Institute for Molecular Medicine
15162 Triton Lane
Huntington Beach, CA 92649
Immunosciences Lab, Inc.
8730 Wilshire Blvd, Suite 305
Beverly Hill, CA 90211

† The statements contained herein have not been evaluated by the Food and Drug Administration. The information contained in this web file is intended for education, entertainment, research, and information purposes only. This information is not intended to be used to diagnose, prescribe or replace proper medical care. Nutritional protocols described herein are not intended to treat, cure, diagnose, mitigate or prevent any disease. Please refer to our Conditions of Use for using this webe file and web site.

miércoles, 19 de mayo de 2010

MES 5 con LDN (Low Dose Naltrexone)

LA LDN está haciendo su efecto sobre todo por la mañana, me levanto menos contracturado.
No es una droga milagrosa, pero es efectiva, desde la mañana hasta media tarde se tolera la enfermedad, a partir de esa hora, los sintomas se acrecientan.
Si hablamos de porcentaje de reduccion de dolor puedo decir a "groso modo" de 50% de alivio al principio del dia; a 20% al final del dia, claro está que no todos los dias son iguales, pudiendo sentirme algunos dias mucho mejor, y mucho peor que esos porcentajes pero la media es esa.

Lo que noto es que las contracturas persisten, pero al hacer los estiramientos, los dolores son menos intensos.
Recomiendo una dieta libre de azucar y harina, porque potencian los dolores.

El Micoplasma y las Enfermedades Crónicas

por Alejandro Fernández

Cada vez hay más evidencias de que muchas enfermedades crónicas de causa desconocida en realidad tienen un origen infeccioso.
Esta es una gran noticia para los pacientes de artritis reumatoidea, osteoartritis, lupus eritematoso, fatiga crónica, fibromialgia, enfermedad de Lyme, Crohn, Wegener, Parkinson y numerosos estados que han permanecido oscuros por largo tiempo.
Hoy muchas personas que han padecido por años estos trastornos han sido totalmente curadas con el uso de antibióticos de uso común y un plan para recuperar su terreno biológico.
Aunque la mayoría de los médicos desconoce estas experiencias, los hechos son tan simples y contundentes que rápidamente muchos facultativos están teniendo la oportunidad de ver por si mismos la realidad de estas afirmaciones. Este articulo recoge los aspectos más relevantes de esta buena nueva para que cualquier médico pueda ponerla en práctica.
Los Antecedentes
La Experiencia del doctor T. P. Brown
El doctor Thomas McPherson Brown jefe médico de la Universidad de Rochester en Nueva York afirmaba que la mayoría de las enfermedades autoinmunes eran causadas por el micoplasma y respondían a tratamiento antibiótico.

Usaba esta terapia para casos de Lupus, Espondilitis anquilosante, Escleroderma, Dermatomiositis, Polimiositis y muchos otros procesos autoinmunes u oscuros. Durante más de cuatro décadas aplicó con éxito este plan a cerca de 10.000 pacientes.
Adaptación Pleomórfica & Guerra Biológica
La creciente proliferación de las enfermedades arriba descritas se debe en parte a una adaptación pleomórfica del germen en respuesta a un cambio en las condiciones del terreno del huésped; principalmente a la acidificación por exceso de proteínas y de carbohidratos de las dietas modernas. Aunque también pesan las deficiencias de vitaminas y de minerales y los estresores químicos como metales pesados y pesticidas.
El estilo de vida y el estrés que conlleva es un asunto importante: la presencia de adrenalina causa un incremento de 400% en la tasa de crecimiento del micoplasma en una caja de Petri.
Pero además ha serios indicios que demuestran que no ha sido solo el cambio pleomórfico el causante. También ha contribuido la guerra biológica que a partir de 1942 ha modificado ciertos gérmenes para hacerlos más agresivos.
Joseph Mercola ha investigado este problema y cita lo siguiente:
“Durante la segunda guerra mundial todos los países participantes experimentaron con armas biológicas. En 1942, los gobiernos de los Estados Unidos, Canadá e Inglaterra hicieron un acuerdo secreto para crear dos tipos de armas biológicas, (uno que fuera mortal y otro inhabilitante), para usarse contra Alemania y Japón, quienes también estaban desarrollando armas biológicas. “
“Este patógeno fue patentado por las fuerzas armadas de los Estados Unidos y el doctor Shih-Ching Lo.
Mercola afirma tener una copia del documento de esta patente y muchas otras pruebas impresas de estas andanzas.
“Tengo todos los documentos oficiales que prueban que el micoplasma es el agente del síndrome de síndrome de fatiga crónica / fibromialgia así como del Sida, la esclerosis múltiple y muchas otras enfermedades.”
“El micoplasma patógeno era muy inocuo, pero la guerra biológica que se ha llevado a cabo entre 1942 y la actualidad ha dado lugar a la creación de una de las formas más mortales y contagiosas”
“Esta forma “patogenizada” fue ensayada en el publico de Norte América.(!)”
“El doctor Maurice Hilleman, jefe de virología de Merck Sharp & Dohme, indicó que este agente infeccioso ahora está presente en toda la población de Norte América y posiblemente en la mayoría de la población mundial.”
“De acuerdo con el doctor Shih-Ching Lo, antiguo investigador jefe de Instituto Patología de las Fuerzas Armadas y uno de los principales investigadores del micoplasma, este agente infeccioso causa muchas enfermedades que incluyen SIDA, cáncer, fatiga crónica, enfermedad de Crohn, diabetes tipo I, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Wegener y varios trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide y el mal de Alzheimer.”
El doctor Charles Engel, del Instituto Nacional de Salud de Bethesda, Maryland, dijo lo siguiente en una reunión del NIH en Febrero 7 del 2000:
"Ahora veo que la causa más probable de la fatiga crónica y de la fibromialgia es el micoplasma..."
Características del Micoplasma
El micoplasma es el organismo más pequeño capaz de reproducirse por sí mismo. Los virus son aún más pequeños pero no tienen la maquinaria genética para replicarse.
Hay cerca de 200 especies de micoplasma que pueden encontrarse en plantas, insectos y animales pero la mayoría son inocuos; solo cuatro o cinco son patógenos. Este agente no es ni una bacteria ni un virus; es una forma mutante de la Brucela, combinado con un visna virus, del cual se extrajo el micoplasma.
Invasores Invisibles Inteligentes
Los micoplasmas tienen los genomas más pequeños entre las bacterias. No tienen los genes necesarios para la síntesis de aminoácidos, vitaminas y ácidos grasos, por eso necesitan robar estas sustancias de las células del huésped para sobrevivir. Una vez que el micoplasma entra en la célula puede permanecer sin hacer nada por varios años, pero si ocurre un trauma como un accidente, una vacunación, o un evento emocional doloroso el micoplasma puede activarse.
Son bacterias parásitas. Garth Nicolson, del Instituto de Medicina Molecular de California, explica, "En el interior de la célula roban grasas como colesterol de las mitocondrias, las cuales producen energía lo que las daña haciéndolas perder electrones.” Por esto es que los pacientes infectados con micoplasmas casi siempre están cansados.
Cuando los micoplasmas abandonan la célula que han infectado se llevan mucho del material de la superficie celular incorporado en su propia estructura y desencadenan una respuesta autoinmune en la que el sistema de defensa del huésped ataca sus propias células.
Ciertos micoplasmas patógenos invaden los linfocitos y deterioran su funcionamiento sin provocar una respuesta inmune. Usan un truco conocido como "mimetismo molecular" asemejándose a las estructuras del huésped y burlando el sistema inmune.
Los micoplasmas están equipados para permanecer invisibles, apareciendo y desapareciendo, cambiando de forma, modificando sus componentes de superficie, pegándose a las células, pasando como ciudadanos normales vestidos con las ropas robadas de las células que invaden. No tienen las rígidas paredes celulares como la mayoría de las bacterias; en su lugar poseen una fluida superficie de lípidos que pueden doblarse, apretarse y moverse en espacios estrechos. También atraviesan los filtros de laboratorio que se usan para mantener la esterilidad, por eso son uno de los contaminantes más comunes de los laboratorios clínicos y en la producción de vacunas.
En un estudio reciente de vacunas, se encontró que los micoplasmas contaminaban alrededor del 6% de las vacunas comerciales.
Solapamiento de Signos y Síntomas
La infección del micoplasma produce una variada cantidad de síntomas entre los que se destaca el cansancio, los dolores y las alteraciones del sueño.
La Figura 1 muestra la relación de severidad de signos y síntomas en 203 pacientes con Síndrome de Fatiga Crónica, SFC, Fibromialgia, FM comparados con Síndrome de Guerra del Golfo, SGG. En otras palabras estos tres estados son como tres facetas del mismo proceso que varía según la idiosincrasia biológica de cada uno.
La Figura 1
Infecciones Unicas & Multiples
Las infecciones son la constante en los pacientes infectados.
Los pocos sujetos asintomáticos que tienen infecciones por micoplasmas, tienen solo una especie, los pacientes enfermos con varios trastornos crónicos usualmente tienen múltiples especies de micoplasma en su organismo.
La Figura 2 muestra la incidencia de infecciones por micoplasma en 93 pacientes con SFC y FM. Se usó el método de Polimerasa de Reacción en Cadena, PCR, la única prueba confiable existente para diagnostico de este microorganismo.
Como puede observarse la gran mayoría de los sujetos tienen varias cepas de este germen. En ocasiones también hay infecciones por virus como el herpes o el citomegalovirus en estos pacientes.
Formas de Manifestación
Las principales son :
Artritis Reumatoide
Fatiga Crónica
Enfermedad de Crohn
Enfermedad de Parkinson
Síndrome de Guerra del Golfo
Asma de Aparición Tardía
Alergias severas
Sensibilidad ambiental.
Fatiga Crónica y Fibromialgia
En un estudio en 203 pacientes con SFC, cerca del 70 % tenían DNA del micoplasma en su sangre lo que indica su presencia. En contraste, solo el 9% de los 70 sujetos sanos mostraron tal signo.
La experiencia con tratamiento antibiótico prolongado Doxiciclina en pacientes con este trastorno y la forma fibromiálgica han sido los más esperanzadores.
El Micoplasma en Enfermedades Reumáticas
M. pneumonie, M. salivarium y U. urealyticum han sido hallados en tejidos articulares de pacientes con enfermedades reumáticas, sugiriendo una relación causal.

Al examinarse los leucocitos de sangre de pacientes con AR se encontró que aproximadamente la mitad estaban infectados con varias especies de micoplasmas. La especie más común hallada fue M. Fermentans.Este micoplasma puede suprimir las células T y aumentar las citoquinas proinflamatorias. Antibióticos como la minociclina mejora los signos y síntomas de AR.
El Micoplasma en Otras Enfermedades
Oficialmente el micoplasma se considera en la neumonía atípica. La infección genital, la uretritis no gonocócica y algunos autores también como causa de aborto e infertilidad.
Las siguientes son algunos estados en los que participa provocando una respuesta hiperreactiva o autoinmune.
Varias enfermedades respiratorias como el asma de aparición tardía, la bronquitis crónica y otros trastornos respiratorios, se asocian con infecciones por micoplasma. La forma pneumoniae es una causa común cause de infecciones respiratorias superiores, el asma severa se asocia con estos trastornos.
Esclerosis Lateral Amiotrófica
En esta enfermedad conocida también como enfermedad de Lou Gehrig, cerca del 85% de los pacientes presentan pruebas positivas para micoplasma, la mayoría de estos tienen las cepas M. fermentans y/ o M. hominis.
Enfermedad de Lyme
Acerca de este trastorno ha dicho Garth Nicolson:
"Hemos descubierto que cuando los pocos sujetos asintomáticos tienen infecciones por micoplasmas, tienen solo una especie, cuando vemos pacientes enfermos con varios trastornos crónicos ellos usualmente tienen múltiples especies de micoplasmas y otras infecciones como el virus herpes, (HHV-6), o Citomegalovirus. En la enfermedad de Lyme a menudo encontramos infecciones concomitantes por micoplasma, más frecuentemente el M. fermentans, junto con la Borrelia que la causa. Esto tiene sentido cuando se considera que los insectos, tales como la garrapata que transmite la Borrelia, puede también portar el micoplasma."
El doctor Eli Mordechai del Laboratorio Medical Diagnostics de New Jersey ha encontrado exactamente lo mismo en los pacientes con enfermedad de Lyme.
Las infecciones por micoplasma han sido implicadas en la progresión de la enfermedad de Kawasaki, Graves, Hashimoto, el síndrome de Sjögren, el lupus sistémico y la esclerosis múltiple.
El Diagnóstico
Los tradicionales tests que miden los anticuerpos IgA, IgG e IgM no sirven como pruebas diagnósticas del micoplasma. En realidad hasta hace muy poco tiempo no existía ninguna prueba confiable.
El doctor Garth Nicolson desarrolló una técnica capaz de identificar la secuencia genética del micoplasma en células blancas de pacientes con SGG.
Además creo un nuevo examen de PCR basado en técnicas usadas por patólogos forenses para examinar el DNA en las escenas de crímenes. Este test mostró que mas del 40% de los pacientes con SGG presentaban reacción positiva para micoplasmas invasivos.
En los casos crónicos inveterados debe también examinarse otros organismos, como virus del herpes HHV-6 y citomegalovirus.
El Tratamiento del Micoplasma
El tratamiento adecuado con antibióticos conduce a la recuperación de estos estados crónicos. El micoplasma crece muy lentamente. Aparentemente pasa por períodos de muy poca actividad metabólica o una especie de hibernación y además carece de pared celular por lo que la mayoría de los antibióticos no sirven contra él.
Cuando la tetraciclina apareció en 1947 se descubrió que destruía este germen y también era más efectivo y menos tóxico que las sales de oro que se usaban para artritis reumatoide. (Las sales de oro tienen actividad contra el micoplasma.) Los antibióticos del grupo de los macrólidos también han mostrado ser activos contra este organismo.
De 87 pacientes SGG positivos para micoplasma, todos recurrieron después del primer ciclo de 6 semanas. Luego de 6 ciclos 69 de 87 pacientes se recobraron. Por esto la terapia prolongada debe ser prolongada. Varios ciclos múltiples de 6 semanas usando alguno de los siguientes antibióticos
• Doxiciclina (200-300 mg/ dia)
• Ciprofloxacina (1.500 mg/ dia)
• Minociclina (200-300 mg/ dia)
• Azitromicina (500 mg/ dia) o
• Claritromicina (750-1.000 mg/dia).
Aunque la Minociclina es el antibiótico que mayor concentración alcanza en los tejidos, no es el más usado debido al vértigo y otros efectos secundarios que produce.
La Reacción de Herxheimer
Como consecuencia de la destrucción masiva del germen se liberan sus desechos a la corriente sanguínea lo que causa una exacerbación del cuadro clínico: dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, sudoración profusa, dolores musculares y articulares. Esta reacción es una guía importante para el medico porque indica que el antibiótico escogido es el correcto y luego vendrá una importante recuperación del paciente.
Los pacientes deben ser advertidos con antelación sobre este proceso para evitar que paren el tratamiento o deserten.
Esta crisis ha sido manejada de varias maneras, el doctor Brown suspendía parcialmente o disminuía el medicamento y usaba antiinflamatorios Indometacina y prednisona en dosis bajas. Otros recomiendan continuar el medicamento. El Fondo de la Artritis. tiene una importante información práctica en este sentido.
En muchos casos es recomendable esperar antes de empezar la antibioticoterapia y primero mejorar las condiciones del paciente prescribiendo suplementos vitamínicos orales y endovenosos, tratando el insomnio que aparece en casi todos los pacientes y su apoyando su estado anímico. Muchos de estos pacientes son tratados con antidepresivos.
Para manejar las crisis se han recomendado los baños calientes en tina, (a 40 grados), a los que se agrega una o varias libras de sulfato de magnesio y de bicarbonato de sodio. Estas sales a esa temperatura son absorbidas por la piel corrigiendo el estado de acidificación extremo y facilitando la circulación y el drenaje por la acción del magnesio.
La Recuperación del Terreno
Este es un factor determinante en el tratamiento de estos sujetos. Los pacientes con SFC, FM, AR SGG usualmente tienen deficiencias nutricionales y a menudo una pobre absorción intestinal. Por eso requieren además:
Vitaminas B, C, y E.
Magnesio, selenio, zinc. En formas biodisponibles. Gluconatos, aspartatos u orotatos.
Suplementación con Lactobacilus acidofilus
Antimicóticos por posible desarrollo de Candidiasis. Fluconazol semanal.
El doctor Mercola (quien tiene 1.500 pacientes) indica que el 80% de los casos mejoran notablemente. Un 5% continua empeorando. 15% salen del programa por varias razones.
Donde Hacer las Pruebas Diagnósticas
Para el PCR se requiere enviar una muestra de sangre no coagulada refrigerada que llegue en 24 horas. Su valor es de cerca de U$ 300 sin incluir el envío por courier.
En nuestro medio en la práctica, por los altos costos de la prueba, ante la sospecha de esta infección el autor inicia la prueba terapéutica con Doxiciclina. La reacción de Herxheimer tiene valor diagnostico para continuar con confianza el tratamiento.
Los únicos laboratorios que hacen esta prueba son International Molecular Diagnostics y el Instituto de Medicina Molecular ambos del doctor Nicolson.
La página web del International Molecular Diagnostics es;
Su telefóno es 714-799-7177.
Instituto de Medicina Molecular
1. Garth L. Nicolson y Nancy L. Nicolson - The Institute for Molecular Medicine -
2. Harold W. Clarck Ph.D - Micoplasma Research Institute
3. Joseph Mercola D.O. -
4. Shmuel Razin - Mycoplasms From Chemtrails
5. Alejandro Fernández Las Enfermedades Autoinmunes son Curables

El Genocidio del Micoplasma Estadounidense, ¿Será Verdad?

Escrito por Donald W. Scott
Miércoles, 03 de Septiembre de 2008 20:00

El Vínculo Patógeno en las Enfermedades del Sistema Nervioso.
Por Donald W. Scott, MA, MSc 2001
Candace: Sobre estos micoplasmas “usados como armas” se habla en las Bitácoras Fénix, posiblemente en la #130 y aquí y allá. Todo el planeta está infestado a través del agua. CM recomienda que traten el agua que beben con 7-10 gotas de peróxido de hidrógeno al 35% grado alimentario por cada cuatro litros, este peroxido por lo que sé, sólo está disponible en la web. El peroxido que debe usar NO es el mismo que el peróxido de hidrógeno normal al 3% que se vende en las tiendas. Este último no lo usen para ingerirlo, puede estar contaminado con metales y cosas similares.
Ahora hay mucha gente que sufre, incluyendo el sida, de gripe aviar y otros, además de este micoplasma que fue suministrado a la población para dañar intencionalmente a la gente. Estas enfermedades del sistema nervioso con frecuencia son denominadas Esclerosis Múltiple y síndrome de Fatiga Crónica. Al parecer han tenido un poco de éxito al tratar con antibióticos a algunas personas. El Micoplasma no causa el sida, que es un virus creado del virus visna de la oveja y de un virus del ganado, olvidé su nombre, fue introducido en África a través de un programa de vacunación para la viruela y también en los homosexuales a través de la vacuna contra el virus de la hepatitis.
Estas enfermedades del micoplasma son difíciles de probar pero este artículo habla de cómo se pueden probar. La mayoría de la gente conoce a alguien con Esclerosis Múltiple, Síndrome de Fatiga Crónica y Fibromialgia. Busquen en Google sobre estos temas y sobre los micoplasmas para más información.
Damián: En el capítulo 3 de la Bitácora Fénix #147, Hatonn recomienda hacer una limpieza regularmente con los coloides de plata y oro, además de la solución que Candace menciona de Peroxido de Hidrogeno.
El Vínculo Patógeno en las Enfermedades del Sistema Nervioso.
Varias cepas de micoplasma “han sido manipuladas” para hacerlas más peligrosas. Ahora se las acusa de ser las causantes del sida, cáncer, síndrome de fatiga crónica, esclerosis múltiple, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y otras enfermedades del sistema nervioso.
Extraído de la Revista Nexus, Volumen 8, número 5 (Agosto-Septiembre 2001)
PO Box 30, Mapleton Qld 4560 Australia
Teléfono: +61 (0) 7 5442 9280; Fax: +61 (0) 7 5442 9381
De nuestra página web en:
© Por Donald W. Scott, MA, MSc © 2001
La Causa Común
Fundación de Investigación Médica
190 Mountain Street, Suite 405
Sudbury, Ontario, Canada P3B 4G2
Tel/fax: +1 (705) 670 0180
Un Agente Patógeno Común Convertido en Arma
Existen 200 especies de micoplasmas. La mayoría son inofensivos y no hacen daño, solo cuatro o cinco son patógenos. El Mycoplasma fermentans (incognitus strain) probablemente proviene del núcleo de la bacteria Brucella. Este agente infeccioso no es una bacteria ni un virus; es una forma mutante de la bacteria Brucella, combinado con un virus visna, a partir del cual se extrae el micoplasma.
El micoplasma patógeno solía ser bastante inofensivo, pero la investigación sobre la guerra biológica llevada a cabo entre 1942 y el tiempo actual, ha dado como resultado la creación de formas de micoplasma más mortales e infecciosas. Investigadores extrajeron este micoplasma de la bacteria Brucella y de hecho redujeron la enfermedad a una forma cristalina. La “convirtieron en arma” y la probaron con gente de Norte América que no tenían conocimiento de ello.
El Dr. Maurice Hilleman, virólogo en jefe de la compañía farmacéutica Merch Sharp y Dohme declaró que este agente patógeno ahora mismo lo tiene todo el mundo en Norte América y posiblemente la mayoría de la gente en todo el mundo.
A pesar de fallos en los informes, ha habido una incidencia en el aumento de todas las enfermedades degenerativas del sistema nervioso desde la segunda guerra mundial y especialmente desde 1970 con la llegada de enfermedades de las que no se había oído hablar antes, como el síndrome de fatiga crónica y el SIDA.
Según el Dr. Shyh-Ching Lo, investigador en jefe en el Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas y uno de los máximos investigadores del micoplasma, este patógeno causa muchas enfermedades incluyendo sida, cáncer, síndrome de fatiga crónica, colitis de Crohn, diabetes de tipo 1, esclerosis múltiple, Parkinson, enfermedad de Wegener y enfermedades colágeno-vasculares como la artritis reumática y el Alzheimer.
El Dr. Charles Ángel, que trabaja con los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, Bethesda, Maryland, declaró lo siguiente en una reunión de los Institutos Nacionales de Salud el 7 de febrero del 2000: “Ahora soy de la opinión de que la causa probable del síndrome de fatiga crónica y de la fibromialgia es el micoplasma…”
Tengo todos los documentos oficiales que demuestran que el micoplasma es el patógeno en el síndrome de fatiga crónica/fibromialgia, así como en el sida, esclerosis múltiple y muchas otras enfermedades. De estos, el 80% son documentos oficiales gubernamentales de E.E.U.U. y de Canadá y el 20% son artículos de publicaciones evaluadas por expertos como la Revista de la Asociación Médica Americana, la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra y la Revista de la Asociación Médica Canadiense. Los artículos de las publicaciones y los documentos del gobierno se complementan.
Como Funciona el Micoplasma
El micoplasma actúa al entrar en las células individuales del cuerpo dependiendo de su predisposición genética.
Pueden desarrollar enfermedades neurológicas si el patógeno destruye ciertas células en su cerebro o pueden desarrollar colitis de Crohn, si el patógeno invade y destruye células del intestino bajo.
Una vez que el micoplasma entra en la célula, puede permanecer ahí sin hacer nada durante 10, 20 o 30 años, pero si ocurre un trauma como un accidente o una vacuna que no acepte, el micoplasma puede ser activado.
Debido a que solo es la partícula de ADN de la bacteria, no tiene ningunos orgánulos para procesar sus propios nutrientes, por lo tanto crece al tomar esteroles preformados de su célula huésped y eso mata literalmente la célula; la célula se fractura y lo que queda se vierte a la corriente sanguínea.
Un Agente Patógeno Creado en el Laboratorio
Muchos médicos no conocen este patógeno micoplasma porque fue desarrollado por los militares estadounidenses en la experimentación de la guerra biológica y no se hizo público. Este patógeno fue patentado por los militares de los Estados Unidos y el Dr. Shyh-Ching Lo. Tengo una copia del documento de la patente de la Oficina de patentes de los Estados Unidos. (1)
Todos los países en guerra estuvieron experimentando con armas biológicas. En 1942 los gobiernos de Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña hicieron un acuerdo secreto para crear dos tipos de armas biológicas (uno que mataría y otra que dejaría incapacitada a la gente) para usar en la guerra contra Alemania y Japón, que también estaban desarrollando armas biológicas. Mientras investigaron cierto número de patógenos, principalmente se enfocaron en la bacteria Brucella y empezaron a usarla como arma.
Desde su comienzo, el programa de la guerra biológica se caracterizó por una continua revisión y participación en profundidad de los científicos más eminentes, consejeros médicos, expertos industriales y oficiales del gobierno, y fue clasificado como Alto Secreto.
El Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos siguió también muy de cerca el progreso de la investigación y el desarrollo de la guerra biológica desde el principio del programa, y los Centros del Control de Enfermedades y los Institutos Nacionales de Salud trabajaron con los militares para convertir estas enfermedades en armas. Estas son enfermedades que han existido durante miles de años pero han sido convertidas en armas—lo que quiere decir que se han hecho más contagiosas y más efectivas. Y se están propagando.
El Programa Especial del Virus del Cáncer, creado por la CIA y por el Instituto Nacional de Salud para desarrollar un patógeno mortal para el que la humanidad no tiene inmunidad natural (SIDA) fue disfrazado como una guerra contra el cáncer, pero en realidad era parte del MKNAOM1(2). Muchos miembros del Senado y de la cámara de Diputados no conocen lo que ha estado pasando. Por ejemplo el Comité del Senado de los E.E.U.U. sobre la Reforma del Gobierno buscó en los archivos en Washington y en otros lugares el documento titulado “El Programa Especial del Virus del Cáncer: Informe del Progreso nº 8” y no pudieron encontrarlo. De alguna manera se enteraron que yo lo tenía, me llamaron y me pidieron que se lo enviara por email. ¡Imagínense: un maestro de escuela retirado al que llama el senado de los EU y le preguntan por uno de sus documentos secretos! El Senado de los EU, a través del Comité de la Reforma del Gobierno, está intentando detener este tipo de investigación del gobierno.
La Brucella Cristalina
La página principal de un Estudio del Senado auténtico de los E.E.U.U., desclasificado el 24 de Febrero de 1977, muestra que George Merck, de la compañía farmacéutica, Merck Sharp & Dohme (que ahora hace curas para enfermedades que una vez creó), informó en 1946 al Secretario de Guerra de los E.E.U.U. que sus investigadores habían conseguido por “primera vez” “aislar el agente causante de la enfermedad (el patógeno) en forma cristalina”. (3)
Habían producido una toxina bacteriológica cristalina a partir de la bacteria de la Brucella. La toxina bacteriológica podía ser extraída en forma cristalina, almacenada, transportada y liberada sin deteriorarse. Podía ser diseminada por otros medios, como los insectos, aerosoles o la cadena alimenticia (en la naturaleza se dispersa dentro de la bacteria). Pero el factor que trabaja en la Brucella es el micoplasma.
La Brucella es un patógeno que no mata a la gente; la descapadita. Pero según el Dr. Donald MacArthur del Pentágono, al comparecer en un Comité del Congreso en 1969, los investigadores descubrieron que si tenían micoplasma con una cierta potencia—de hecho 10 elevado a la décima potencia (1010) podría desarrollar el SIDA y la persona moriría en un periodo razonable de tiempo, porque podría eludir las defensas naturales humanas. Si la potencia era de 108, la persona manifestaría síndrome de fatiga crónica o fibromialgia. Si era de 107, se presentarían como un deshecho; no morirían y no quedarían discapacitados, pero no estarían muy interesados en la vida; se echarían a perder.
La mayoría de nosotros nunca hemos oído sobre la enfermedad de la brucellosis porque desapareció cuando se empezó a pasterizar la leche, que era la portadora. Un salero lleno del patógeno puro en forma cristalina podría hacer enfermar a toda la población de Canadá. Es absolutamente mortal, no tanto en términos de matar el cuerpo pero si de incapacitarlo.
Debido a que el patógeno cristalino se disuelve en la sangre, los análisis de sangre y tejido ordinarios no revelan su presencia. El micoplasma solo cristaliza en un PH de 8.1 y la sangre tiene un PH de 7.4. Por lo tanto sus médicos creen que sus quejas “están todas en su imaginación.”
La Brucela Cristalina y la Esclerosis Múltiple
En 1998 en Rochester,Nueva York, conocí a un hombre que había sido militar, PFC Donald Bentley, que me dio un documento y me dijo: “Yo estuve en la Armada de los E.E.U.U. y fui entrenado en la guerra biológica. Estuvimos manipulando una bomba llena de brucelosis, no era sólo brucelosis, era una toxina de Brucela en forma cristalina. La rociamos sobre China y Corea del Norte.
Me enseñó su certificado sobre su entrenamiento en la guerra química, biológica y radiológica. Después me mostró unos documentos de 16 páginas que le habían entregado los militares estadounidenses cuando quedó exento del servicio. Vinculaban la brucellosis con la esclerosis múltiple y en una sección declaraban: “Los veteranos con múltiple esclerosis, una especie de parálisis progresiva que se desarrolla a un grado del 10% o más de incapacidad en los dos años siguientes de dejar el servicio activo, podrían asumir el servicio relacionado con la compensación por incapacidad. La compensación es pagadera a los veteranos elegibles cuya incapacidad sea debido al servicio.” En otras palabras: “Si enferman de esclerosis múltiple, es porque estuvieron manejando esta Brucela y les daremos una pensión. No vayan a hacer un alboroto con esto.” En estos documentos el gobierno de los Estados Unidos reveló pruebas de la causa de la esclerosis múltiple, pero no lo dieron a conocer al público o a sus médicos.
En un informe de 1949, los Drs. Kyger y Haden sugirieron “la posibilidad de que la esclerosis múltiple pudiera ser una manifestación del sistema nervioso central de brucelosis crónica.” Hicieron pruebas con unos 113 pacientes aproximadamente de esclerosis múltiple, encontraron que casi el 95% dio también positivo para la Brucela. (5) Tenemos un documento de una revista médica que concluye que una de cada 500 personas que tuvo brucelosis desarrollará lo que ellos llaman neurobrucellosis; en otras palabras, brucelosis en el cerebro, donde la Brucella se asienta en los ventrículos laterales—donde básicamente se localiza la esclerosis múltiple.(6)
Contaminación de los Trabajadores del Laboratorio de Camp Detrick
Un artículo de una Revista de Medicina de Nueva Inglaterra en 1948 titulado “Aguda Brucelosis Entre Los Trabajadores del Laboratorio” nos muestra lo activamente peligroso que es este agente.(7) Los trabajadores del laboratorio eran de Camp Detrick, Frederick, Maryland, donde estaban desarrollando armas biológicas. Aunque incluso estos trabajadores habían sido vacunados, llevaban trajes revestidos de caucho y máscaras y trabajaban a través de agujeros en el compartimento, muchos de ellos cayeron con esta horrible enfermedad porque es absoluta y horriblemente infecciosa.
El artículo fue escrito por el teniente Calderone Howell, Cuerpo de Marines, Capitan Edgard Millar, Cuerpo de Marines, teniente Emily Nelly, Reserva Naval de los Estados Unidos, y el Capitan Henry Bookman. Todos eran personal militar dedicados a convertir el patógeno Brucella en un arma biológica más efectiva.
Probando los Métodos de Dispersión
Pruebas documentadas demuestran que las armas biológicas que desarrollaron fueron probadas entre la gente de varias comunidades, sin su conocimiento o consentimiento.
El gobierno sabía que la Brucella cristalina causaría la enfermedad en los humanos. Ahora necesitaban determinar como se propagaría y la mejor forma de dispersarla. Probaron métodos de dispersión para la Brucella suis y para la Brucella melitensis en Dugway Proving Ground, Utah, en Junio y Septiembre de 1952. Probablemente el 100% de nosotros está infestado con Bruecellla suis y Brucella melitensis. (8)
Otro documento gubernamental recomendaba la génesis de pruebas de la vulnerabilidad al aire libre y la investigación encubierta, y los programas de desarrollo para ser dirigidos por la Armada y apoyados por la Agencia Central de Inteligencia.
En aquella época, el gobierno de los Estados Unidos pidió al gobierno de Canadá que cooperara en las pruebas de la Brucella utilizada como arma y Canadá cooperó de lleno con los Estados Unidos. El gobierno de los E.E.U.U. quería determinar si los mosquitos portarían la enfermedad y también si el aire lo haría. Un informe del gobierno declaraba que “las pruebas al aire libre de patógenos infecciosos eran consideradas esenciales para una comprensión definitiva de los potenciales de la guerra biológica, por los muchos factores desconocidos que afectan la degradación de los microorganismos en la atmósfera.”(9)
Probando el Mosquito Como Portador en Punta Gorda, Florida
Un informe de la Revista Médica de Nueva Inglaterra revela que una de las primeras epidemias de síndrome de fatiga crónica fue en Punta Gorda, Florida, en 1957(10). Fue una extraña coincidencia que una semana antes esta gente enfermara de síndrome de fatiga crónica hubiera un gran influjo de mosquitos.
El Instituto Nacional de la Salud alegó que los mosquitos venían de un incendio forestal a 30 millas. La verdad es que esos mosquitos fueron infestados en Canadá por el Dr. Guilford B. Reed en la Universidad de Queen. Fueron gestados en Belleville, Ontario, llevados a Punta Gorda y allí fueron liberados.
En una semana, los cinco primeros casos de síndrome de fatiga crónica fueron denunciados en la clínica local en Punta Gorda. Los casos siguieron apareciendo hasta que finalmente 450 personas cayeron con la enfermedad.
Probando el Mosquito como Portador en Ontario
El Gobierno de Canadá estableció el Laboratorio del Dominio del Parásito en Belleville, Ontario, donde se criaban 100 millones de mosquitos al mes. Estos fueron enviados a la Universidad de Queen y otras instalaciones para que fueran infestados con este patógeno cristalino. Después los mosquitos se soltaron en ciertas comunidades en medio de la noche, para que los investigadores pudieran determinar cuanta gente enfermaría con el síndrome de fatiga crónica o fibromialgia, que era la primera enfermedad en aparecer.
Una de las comunidades donde lo probaron fue en el valle de St Lawrence Seaway, todo el camino desde Kingston a Cornwall, en 1984. Liberaron cientos de millones de mosquitos infestados. Unas 700 personas en las siguientes cuatro o cinco semanas desarrollaron encefalomelitis miálgica o síndrome de fatiga crónica.
La Enfermedad de las Vacas Locas/kuru/Enfermedad de Creuztfeldt-Jacob en la Tribu Fore
Antes y durante la Segunda Guerra Mundial, en el infame Campamento 731 de Manchuria, los militares japoneses contaminaron a los prisioneros de guerra con ciertos patógenos.
También establecieron un campamento de investigación en Nueva Guinea en 1942. Allí experimentaron con la tribu India Fore y los inocularon con una versión picada de los cerebros de ovejas enfermas que contenían el virus visna, el cual causa la enfermedad de las “vacas locas” o la enfermedad de Creuztfeldt-Jacob.
Unos cinco o seis años más tarde, después que los japoneses fueron echados, la gente pobre de la tribu Fore desarrolló lo que llamaron kuru, que era su palabra para “deshecho” y empezaron a temblar, a perder el apetito y a morir. Las autopsias revelaron que sus cerebros se habían hecho literalmente puré. Habían contraído “la enfermedad de las vacas locas” de los experimentos japoneses.
Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, el Dr. Ishii Shiro—el médico que fue comisionado como un General en la Armada japonesa para que pudiera dirigir el desarrollo, ensayo y despliegue de la guerra biológica en Japón—fue capturado. Se la dio a elegir un trabajo con la Armada de los Estados Unidos o la ejecución como criminal de guerra. No es de sorprender, que el Dr. Ishii Shiro eligiera trabajar con los militares de E.E.U.U. para demostrar como los japoneses habían creado la enfermedad de las vacas locas en la tribu india Fore.
En 1957, cuando la enfermedad estaba empezando a aparecer entre la gente de la tribu Fore, el Dr. Carleton Gajdusek del Instituto Nacional de Salud fue a Nueva Guinea para determinar como los cerebros picados de ovejas infectadas de visna les habían afectado. Pasó allí un par de años, estudiando a la gente Fore y escribió un extenso informe. Ganó el Premio Nobel por “descubrir” la enfermedad kuru en la tribu Fore.
Probando Agentes Cancerígenos en Winnipeg, Manitoba
En 1953, el Gobierno de los E.U. pidió al Gobierno Canadiense si podía probar un químico sobre la ciudad de Winnipeg. Era una gran ciudad con 500.000 personas, lejos de cualquier lugar. Los militares americanos fumigaron con este químico cancerígeno en una forma reducida de 1,000% que decían que estaría tan atenuado que nadie enfermaría mucho. No obstante si la gente llegara a las clínicas con un resfriado, o dolor de garganta o pitidos en los oídos, los investigadores podrían determinar que porcentaje habría desarrollado cáncer si se hubiera usado el químico en su totalidad.
Encontramos pruebas de que los americanos habían ensayado realmente con este químico carcinógeno—sulfuro de zinc y cadmio—sobre Winnipeg en 1953. Escribimos al Gobierno de Canadá, explicando que teníamos pruebas sólidas de la fumigación y pidiendo que se nos informara a que nivel del gobierno se había llegado para solicitar permiso para fumigar. No recibimos respuesta.
Poco después el Pentágono tuvo una conferencia de prensa el 14 de mayo de 1997, donde admitieron lo que habían hecho. Robert Russo, escribiendo para el Toronto Star(11) de Washington DC, informó sobre la confesión del Pentágono de que en 1953 había obtenido permiso del Gobierno de Canadá para volar sobre la ciudad de Winnipeg y fumigar con este químico—que se roció sobre niños yendo a la escuela, amas de casa tendiendo la ropa y gente yendo a trabajar. Aviones y camiones americanos liberaron el químico 36 veces entre Julio y Agosto de 1953. El Pentágono obtuvo sus estadísticas, que indicaron que si el químico liberado hubiera estado sin disminuir, aproximadamente una tercera parte de la población de Winnipeg habría desarrollado cáncer en los próximos cinco años.
Un profesor, el Dr. Hugh Fudenberg, DM, dos veces dominado para el Premio Nobel, escribió un artículo en una revista declarando que el Pentágono confesó esto porque dos investigadores en Sudbury, Ontario—Don Scott y su hijo Bill Scott habían revelado esto al público. ¡No obstante la recopilación de información había sido hecha por otros investigadores!
De hecho el ejército de los E.E.U.U. dirigió una serie de pruebas simuladas de guerra biológica sobre Winnipeg. El Pentágono mintió sobre las pruebas al alcalde diciendo que estaban probando una niebla química sobre la ciudad, la cual protegería a Winnipeg en caso de un ataque nuclear.
Un informe comisionado por el Congreso de los E.E.U.U. presidido por el Dr. Rogene Henderson, enumera 32 ciudades americanas utilizadas también como lugares de ensayo.
El patógeno del SIDA fue creado de una bacteria de Brucella mutada con un virus visna; después la toxina fue substraída como una partícula de ADN llamada micoplasma. Utilizaron el mismo micoplasma para desarrollar enfermedades que inhabilitan como la Esclerosis Múltiple, colitis de Crohn, enfermedad de Lyme, etc.
En el documento del congreso de los E.E.U.U. mencionado anteriormente sobre una reunión que tuvo lugar el 9 de Junio de 1969, (12) el Pentágono entregó un informe al Congreso sobre armas biológicas. El Pentágono declaró: “Seguimos desarrollando “armas que inhabiliten.” El Dr. MacArthur que estaba a cargo de la investigación, dijo: “Estamos desarrollando una nueva arma letal, un agente biológico sintético que de modo natural no existe y para el que no se ha adquirido ninguna inmunidad natural.”
Piensen sobre ello. Si tienen una deficiencia de inmunidad adquirida, tienen una deficiencia de inmunidad adquirida. Simple como eso. SIDA.
En laboratorios de los Estados Unidos y en varios de Canadá incluyendo el de la Universidad de Alberta, el Gobierno de los E.U. proporcionó el liderazgo para el desarrollo del SIDA con el propósito del control de la población. Después que los científicos lo perfeccionaron, el gobierno envió equipos médicos de los Centros de Control de la Enfermedad, bajo la dirección del Dr. Donald A. Henderson, su investigador en la epidemia de fatiga crónica de 1957 en Punta Gorda—durante 1969 a 1971, a África y a algunos países como India, Nepal y Paquistán donde pensaban que la población crecería mucho.(13) Les pusieron a todos una vacuna gratis contra la viruela; pero cinco años después de recibir la vacuna, el 60% de los inoculados sufrieron de SIDA. Intentaron culpar a un mono, lo cual es una tontería.
Un profesor de la Universidad de Arkansas afirmó que mientras estudiaba los tejidos de un chimpancé muerto encontró rastros del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). El chimpancé al que le hicieron las pruebas había nacido en los Estados Unidos 23 años antes.
Había vivido toda su vida en un laboratorio militar de los E.E.U.U. donde fue usado como animal experimental en el desarrollo de esta enfermedad. Cuando murió su cuerpo fue enviado a un lugar donde fue congelado y guardado en caso de que quisieran analizarlo más tarde. Después decidieron que no tenían suficiente espacio para el, así que dijeron, “¿Alguien quiere este chimpancé muerto?” y estos investigadores de Arkansas dijeron: “Sí, envíenlo a la Universidad de Arkansas. Nos complace tener lo que sea que podamos conseguir.” Lo enviaron y ella encontró el VIH. Este virus lo adquirió el chimpancé en los laboratorios donde se hicieron las pruebas. (14)
Síndrome de Fatiga Crónica/Encefalomelitis Mialgica
El síndrome de fatiga crónica es llamado encefalomelitis miálgica con más exactitud. La nomenclatura de síndrome de fatiga crónica fue dada por el Instituto Nacional de Salud de E.E.U.U. , porque quería subestimar y quitar importancia a la enfermedad.
Un escáner de resonancia magnética del cerebro de una adolescente con síndrome de fatiga crónica demostró muchas y grandes cicatrices o lesiones con puntos en la zona del lóbulo frontal izquierdo, donde partes del cerebro literalmente se habían disuelto y habían sido sustituidas por tejido cicatrizado. Esto causó deterioro cognitivo, deficiencia en la memoria, etc. ¿Y cual era la causa de las cicatrices? El micoplasma. Por lo tanto hay una prueba física muy concreta de estas trágicas enfermedades, aún cuando los médicos siguen diciendo que no saben de donde viene o que pueden hacer.
Mucha gente con síndrome de fatiga crónica, encefalomelitis miálgica y fibromialgia que se dirigieron al Tribunal para el Plan de Revisión de las Pensiones en Canadá, fueron rechazados porque no podían probar que estaban enfermos. Durante 1999 dirigí varias apelaciones a las Pensiones en Canadá y al Comité de Indemnización de los Trabajadores (ahora WCB Wokrplace Safety & Insurance Board) en nombre de la gente que había sido rechazada. Aporté pruebas documentadas de estas enfermedades, y a esta gente se les concedió sus pensiones en base a las pruebas que suministré.
En marzo de 1999, por ejemplo, apelé al WCB en nombre de una señora con fibromialgia a la que se le había negado su pensión en 1993. El vicepresidente del directorio vino a Sudbury a escuchar la apelación, y le mostré varios documentos que mostraban que esta señora estaba físicamente enferma con fibromialgia. Era una enfermedad que causaba daño físico y el patógeno era un micoplasma. El tipo escuchó durante tres horas y después me dijo: “Sr. Scott, ¿Cómo es que nunca antes he oído hablar de esto? le dije: “Trajimos una máxima autoridad en esta área a Sudbury para hablar sobre este tema y ni un solo médico vino a la presentación.”
La Prueba de la Reacción en Cadena de la Polimerasa
Generalmente no hay información disponible sobre este agente, porque primero de todo el micoplasma es un patógeno minuciosamente pequeños. Hace cien años, ciertos médicos teóricos concibieron que debe existir una forma de patógeno más pequeño que la bacteria y los virus. Este organismo patogénico, el micoplasma es tan diminuto que la sangre normal y pruebas de tejidos no revelarán su presencia como la fuente de la enfermedad.
Su médico puede diagnosticarles con la enfermedad del Alzheimer y dirá: “Caramba, no sabemos de donde viene el Alzheimer. Todo lo que sabemos es que su cerebro empieza a deteriorarse, las células se fracturan, el sello de Myelin alrededor de los nervios se disuelve, y así sucesivamente.” O si tienen síndrome de fatiga crónica, el médico no podrá encontrar ninguna causa de su enfermedad con pruebas normales de sangre y de tejidos.
Este micoplasma no podía ser detectado hasta hace unos 30 años cuando los tests de reacción en cadena de la Polimerasa fueron desarrollados, en los cuales una muestra de su sangre es examinada y las partículas dañadas son sacadas y sometidas a la reacción en cadena de la Polimerasa. Esto hace que el ADN en las partículas se rompa. Estas partículas son después depositadas en un nutriente, lo cual hace que el ADN crezca en su forma original. Si se produce suficiente sustancia, la forma puede ser reconocida, por lo tanto se puede determinar si la Brucella u otro tipo de agente están detrás de ese particular micoplasma.
Análisis de Sangre
Si usted o alguien en su familia tiene encefalomelitis mialgica, fibromialgia, múltiple esclerosis o Alzheimer, pueden enviar una muestra de sangre al Dr. Les Simpson en Nueva Zelanda para su análisis.
Si usted está enfermo con estas enfermedades, sus glóbulos rojos no tendrán la forma normal de donut de las células de la sangre, capaces de ser comprimidas y oprimidas a través de los capilares, sino que se hincharán como donuts rellenos de cerezas, los cuales no pueden ser comprimidos. Las células de la sangre aumentan y se dilatan porque la única forma en que el micoplasma puede existir es tomando esteroles pre-formados anteriormente de la célula anfitriona. Una de las mejores fuentes del esterol pre-formado es el colesterol y el colesterol es lo que da a las células de la sangre la flexibilidad. Si el colesterol lo toma el micoplasma, el glóbulo rojo se hincha y no pasa y la persona empieza a sentir todos los achaques y todo el daño que causa al cerebro, al corazón, al estómago, a los pies y a todo el cuerpo porque la sangre y el oxígeno se cortan.
Y es por eso que la gente con fibromialgia y síndrome de fatiga crónica lo pasan tan mal. Cuando se corta la sangre del cerebro, lesiones punteadas aparecen porque esas partes del cerebro mueren. El micoplasma entrará en partes del músculo del corazón, especialmente en el ventrículo izquierdo y esas células morirán. Ciertas personas tienen células en los ventrículos laterales del cerebro que tienen una predisposición genética para admitir el micoplasma y esto hace que los ventrículos laterales se deterioren y mueran. Esto lleva a la esclerosis múltiple, la cual progresará hasta que estas personas estén totalmente discapacitadas; con frecuencia, mueren prematuramente. El micoplasma entrará en el intestino bajo, partes del cual morirán, causando por lo tanto colitis. Todas estas enfermedades son causadas por las propiedades degenerativas del micoplasma.
A principios del 2000, un caballero en Sudbury me llamó y me dijo que tenía fibromialgia. Solicitó una pensión y fue rechazado porque su médico le dijo que todo estaba en su imaginación y que no había prueba externa. Le di la forma adecuada y una vial y envío su sangre al Dr. Simpson para ser analizada. Hizo esto con la aprobación del médico de su familia y los resultados del Dr. Simpson mostraron que sólo el 4% de sus glóbulos rojos funcionaban normalmente y llevaban la cantidad apropiada de oxígeno a su pobre cuerpo; mientras que el 83% estaba hinchado, dilatado y endurecido y no pasaría a través de los capilares sin muchísima presión y problema. Esto es la prueba física del daño que se ha hecho.
Prueba del Electrocardiograma
También pueden pedirle a su médico que les haga un electrocardiograma Holter de 24 horas. Por supuesto saben, que un electrocardiograma es un medidor del latido de su corazón y muestra lo que está pasando en su ventrículo derecho, en su ventrículo izquierdo y así sucesivamente. Las pruebas muestran que el 100% de los pacientes con síndrome de fatiga crónica y fibromialgia tienen un latido irregular. En varios periodos en 24 horas, el corazón en lugar de trabajar felizmente yendo “bam-BAM, bam-BAM,” de vez en cuando y de nuevo, va “bubububububububububu”. La onda T (las ondas también llamadas P, Q, R, S y T) normalmente es el máximo, y después la onda se estabiliza y empieza con la onda P de nuevo. En los pacientes con fatiga crónica y fibromialgia, la onda T se aplana o realmente se invierte. Eso quiere decir que la sangre en el ventrículo izquierdo no está siendo exprimida por la aorta y por todo el cuerpo.
Mi cliente de Sudbury se hizo esta prueba y mira por donde los resultados declararon: “la forma de T y S-T sugiere el modelo en tensión del ventrículo izquierdo, aunque la tensión es normal”. El médico no tenía ni idea de porque la onda T no estaba funcionando adecuadamente. Yo analicé el informe de este paciente que había sido rechazado por las pensiones de Canadá y se lo envíe de nuevo. Me escribieron diciendo: “Parece que hemos cometido un fallo. Vamos a concederle una audiencia para que pueda explicarnos esto con más detalle.”
Así que no todo está en su imaginación. Hay daño físico real en el corazón. Los músculos del ventrículo izquierdo muestran cicatrices. Es por eso que mucha gente es diagnosticada con un problema cardiaco cuando desarrollan fibromialgia, pero es sólo uno de los varios problemas porque el micoplasma puede hacer todo clase de daños.
Prueba del Volumen de la Sangre
También le pueden pedir a su médico una prueba del volumen de la sangre. Todos los seres humanos requieren una cierta cantidad de sangre por kilo del peso del cuerpo y se ha observado que la gente con fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, esclerosis múltiple y otras enfermedades no tienen el volumen de sangre normal que su cuerpo necesita para funcionar bien. Generalmente los médicos no tienen conocimiento de esto.
Esta prueba mide la cantidad de sangre en el cuerpo humano sacando 5 cc, poniendo un marcador en ella y después poniéndola de nuevo en el cuerpo. Una hora más tarde, saque de nuevo 5 cc y busque el marcador. Más espesa la sangre y más bajo el volumen, más marcador encontrarán.
El análisis de uno de mis clientes indicó: “Este paciente fue enviado para un estudio masivo de los glóbulos rojos. El volumen de los glóbulos rojos es 16.9 ml por kg del peso del cuerpo. Lo normal es de 25 a 35 ml por kg. Este chico tiene 36% menos de sangre en su cuerpo que la que el cuerpo necesita para funcionar.” Y el médico ni siquiera sabía que la prueba existía.
Si pierden el 36% de sangre en un accidente, ¿creen que su médico les diría que están bien y que deberían ponerse a bailar y olvidarse? Le llevarían rápidamente al hospital más cercano y le harían una transfusión de sangre. Estas personas trágicas con estas horribles enfermedades están funcionando entre el 7% y el 50% menos de la sangre que la que su cuerpo necesita para funcionar.
El cuerpo mismo deshace el daño. La cicatriz en el cerebro de la gente con fatiga crónica y firbromialgia será reparada. Existe una reparación celular funcionando todo el tiempo. Pero el micoplasma se ha trasladadazo a la próxima célula.
En las primeras fases de una enfermedad, la doxiciclina puede invertir el proceso de la enfermedad. Es uno de los antibióticos de tetraciclina, pero no es bactericida; es bacteriostático—detiene el crecimiento del micoplasma. Y si el micoplasma crece puede ser detenido por un tiempo suficiente, después el sistema inmunitario se encarga.
El tratamiento con doxiciclina es debatido en un documento por el experto en micoplasma Profesor Garth Nicholson, Dr del Instituto para la Medicina Molecular. (15) El Dr. Nicholson está involucrado en un programa de investigación de 8 millones de dólares sobre el micoplasma, financiado por el ejército de los E.E.U.U. y dirigido por el Dr. Charles Hengel del INS. El programa estudia a los veteranos de la guerra del Golfo, 450 de ellos, porque hay pruebas para sugerir que el síndrome de la Guerra del Golfo es otra enfermedad (o conjunto de enfermedades) causada por el micoplasma.
1 “Micoplasma patogénico”, patente americana nº 5.242.820, publicado el 7 de septiembre de 1993. El Dr. Lo está catalogado como el “Inventor” y el Registro de Patología Americano, Washington D.C. como el “Beneficiario.”
2 “Programa Especial para el Virus del Cáncer: Informe sobre el Progreso nº 8” preparado por el Instituto Nacional del Cáncer, Oncología Viral, Área de Etiología, Julio de 1971, presentado al Informe Anual de INS en Mayo de 1971 y actualizado en Julio de 1971.
3 Senado de los E.E.U.U., Congreso Noventa y Cinco, audiencias ante el Subcomité de Salud e Investigación Científica del Comité de Recursos Humanos, Pruebas Biológicas Implicando Individuos Humanos por el Departamento de Defensa, 1977; liberado como actividades del Ejército de los E.E.U.U. en los Programas de Guerra Biológica de los E.E.U.U., Volumen 1 y 2, 24 de Febrero de 1977.
4 Dr. Donald MacArthur, Pentágono, Confiscaciones del Departamento de Defensa para 1970, Audiencias ante el Subcomité del Comité sobre Apropiaciones, Cámara de Diputados, Congreso Noventa y Uno, Primera Sesión, Lunes 9 de Junio, 1969, páginas 105-144, especialmente página 114, 129.
5 Kyger, E.R. y Rusell L. Haden, “Bruecelosis y Múltiple Esclerosis”, la Revista Americana de Ciencias Médicas 1949:689-693.
6 Colmonero y otros, “Complicaciones asociadas con la Infección de Brucela melitensis: Un estudio de 530 casos”, Medicina 1996;75(4)
7 Howell, Miller, Kelly y Bookman, “Brucelosis Aguda Entre los Trabajadores del Laboratorio”, Revista de Medicina de Nueva Inglaterra 1948; 236:741.
8 Programa Especial del Virus del Cáncer: Informe del Progreso nº 8, ib, cuadro 4, p. 135.
9 Senado de los E.E.U.U., Audiciones ante el Subcomité de Salud e Investigación Científica del Comité de Recursos Humanos, 8 de Marzo y 23 de Mayo, 1977, ib.
10 Revista de Medicina de Nueva Inglaterra, 22 de Agosto, 1957, p.362.
11 Toronto Star, 15 de Mayo de 1977.
12 Dr. Donald MacArthur, Pentágono, Apropiaciones para el Departamento de Defensa para 1970, Audiciones Lunes 9 de Junio, 1969, ib., p. 129.
13 Henderson, Donald A., “Viruela: Epitafio para un Asesino”, National Geographic, Diciembre de 1978, p. 804.
14 Blum, Deborah, Las Guerras del Mono, Oxford University Press, Nueva York, 1994.
15 Nicholson, G.L., “Tratamiento con Doxiciclina y Tormenta del Desierto”, JAMA 1995; 273:618-619.
Lectura Recomendadas:
Horowitz, Leonard, Virus Emergentes: Sida y Ébola, Publicaciones Tetrahedron, E.E.U.U. 1996.
Johnson, Hillary, Osler’s Web, Publicaciones Crown, Nueva York, 1996.
Scott, Donald W. y William L.C.Scott, El Triángulo de la Brucelosis, Publicaciones Chelmsford, Canadá 1998.
Scott, Donald W. y William LC. Scott The Extremely Unfortunate Skull Valley Incident, Publicaciones Chelmsford, Canadá, 1996 (edición revisada y extendida disponible desde 2001)
La Revista de las Enfermedades Degenerativas (Donald W. Scott, Editor) La Causa Común, la Fundación de Investigación Médica. Ontario Canadá.
Contactos Adicionales:
Jennie Burke, Bióloga australiana, Nivel 6, 383 Pitt Street, Sidney NSW 2000 Australia, tf. 61(0)2 9283 0910. Los biólogos australianos hacen pruebas de micoplasma.
La organización de la Salud para el Consumidor de Canadá, 1220 Sheppard Avenue East#412 Toronto, Ontario, Canadá M2K 285, tf. 1(416) 490 0986, web
Profesor Garth Nicholson, Dr. Instituto de Medicina Molecular, 15162 Triton Lane, Huntington Beach, CA, 92649-1401, E.E.U.U. tf. 1(714) 903 2900.
Dr. Les Simpson, Investigación de los Glóbulos Rojos, 31 Bath Street, Dunedin, 9001 Nueva Zelanda, tf. 64 (0)3 471 8540, email , (Nota: El Dr. Simpson dirige su estudio del análisis de la forma de los glóbulos rojos, no la hipótesis del micoplasma.)
Registro del Micoplasma para la Enfermedad de la Guerra del Golfo, S&L Dudley, 303 47th St, J-10 San Diego, CA 92102-5961, tel/fax 1(619) 266 1116, fax (619) 266 1116, email .
Sobre el Autor:
Donald Scott, Master en Letras y Licenciado en Ciencias, es un maestro de escuela secundaria retirado y profesor universitario. También es un veterano de ls Segunda Guerra Mundial y fue condecorado con la North Atlantic Star, la Burma Star, la Medalla al Servicio Voluntario 1939-1945 y la medalla de la Victoria. Actualmente es presidente de la Fundación de la Investigación Médica sobre la Causa Común, una organización sin fines lucrativos dedicada a la investigación de las enfermedades degenerativas del sistema nervioso. También es Profesor Adjunto en el Instituto de Medicina Molecular y produce y edita la Revista de las Enfermedades Degenerativas. Ha investigado intensivamente las enfermedades degenerativas del sistema nervioso en los últimos cinco años y es el autor de muchos documentos sobre la relación entre las enfermedades degenerativas y el patógeno micoplasma llamado Micoplasma fermentans. Su investigación está basada en pruebas gubernamentales sólidas.
- - - - - - - - - - -
Traducción: 2008-08-31 Adela Padilla
Edición: 2008-09-03 Damian Carmona
URL del original en ingles:

Actualmente se cuenta con pruebas más específicas y sensibles para su identificación definitiva como la técnica de reacción de polimerasa en cadena (PCR)

Mycoplasma pneumoniae. Colonizan de manera natural el tracto respiratorio del hombre, afecta principalmente a personas entre los 8-30 años. La bacteria es uno de los principáles agentes causales de neumonía atípica primaria de manera endémica en la comunidad. Se sabe que puede causar infecciones en el tracto respiratorio después de una infección por M. pneumoniae. Este microorganismo se ha asociado a una anemia hemolítica, artritis, carditis, glomerulomefritis, transtornos en la coagulación, en el sistema nervioso central , piel y tracto digestivo.

Mycoplasma fermentans. Durante mucho tiempo se consideró a M. fermentans como un miembro de la flora normal ya que sólo se aislaba en escasos porcentajes de diversos sitios anatómicos. Sin embargo en los últimos años, se piensa que pudiera jugar algún papel importante como cofactor del SIDA, Lo y Cols en 1989, encontaron en tejidos de pacientes con y sin SIDA, lo que ellos consideraron un virus y resultó ser M. fermentans. Esta bacteria fue detectada en varios órganos incluyendo el hígado, el bazo, riñon, nódulos linfáticos y el cerebro de varios pacientes. Estos mismos autores detectaron a M. fermentans en personas HIV negativos sin riesgo de adquirir SIDA, previamente sanas, quienes desarrollaron un síndrome de insuficiencia respiratoria progresiva del adulto y/o una enfermedad sistémica con falla múltiple de varios órganos que desencadenó en la muerte de los pacientes en cuestión.

Mycoplasma pirum. Montagner y Col aislaron a M. pirum de cultivos primarios de células mononucleares de pacientes con SIDA sugiriendo que la bacteria es de origen

humano. Se ha aislado en otras ocasiones de pacientes con SIDA, sin embargo, su papel en el SIDA si existiera aún no ha sido determinado.

Mycoplasma penetrans. Fue aislado por primera vez por Lo y Cols de la orina de pacientes con SIDA. Se han encontrado anticuerpos contra esta bacteria casi exclusivamente en pacientes con SIDA. Los estudios hasta ahora realizados sugieren que M. penetrans no es un comensal, sino que parece estar asociado con pesonas infectadas con el VIH.

Detección de micoplasmas por PCR anidada en cultivos celulares. Tratamiento y eliminación de la contaminación. Furlán M, Medero A y Colombo, MI

El cultivo celular juega un rol creciente en la biotecnología moderna y es fundamental en el desarrollo de los proyectos de investigación de numerosos laboratorios. La contaminación de los cultivos por hongos y bacterias es frecuente y tratable, pero una contaminación grave y no fácilmente detectable son los micoplasmas los cuales causan modificaciones severas, que alteran el funcionamiento normal de las células. En nuestro país, la única técnica de detección hasta el momento es mediante tinción con el reactivo de Hoesch y observación por microscopía de fluorescencia, la cual es muy poco sensible sobre todo cuando los niveles de infección son bajos. En nuestro laboratorio hemos puesto a punto la detección mediante PCR anidada la cual otorga máxima sensibilidad y especificidad. Esta técnica permite amplificar dos millones de veces el fragmento de ADN de interés. El producto de PCR obtenido se somete a una electroforesis en geles de agarosa y una vez confirmada la presencia del micoplasma, la línea celular contaminada es tratada durante siete días con una quinolona. Luego del tratamiento las células son controladas nuevamente por PCR, confirmándose la eliminación de la contaminación, lográndose de esta manera que las líneas celulares usadas en investigación estén en condiciones óptimas. Figura A (1- Micoplasmas, 2- Células); Figura B (1-Ladder, 2-CHO-GFP-LC3 tratada, 3-HeLa tratada, 4-T. Cruzi, 5- HeLa, 6-CHO-GFP-LC3, 7-T. Cruzi tratada, 8-Control Negativo, 9- Control Positivo, 10- Agua)